El concepto de lujo puede variar según a qué lugar, estancia u objeto se asocie, pero si de lo que estamos hablando es de interiores de casas de lujo no podemos evitar pensar en estancias luminosas, amplias y con techos altos. Una habitación en la que la amplitud sea su principal característica puede ser considerada en sí misma como un lujo. De esta forma el espacio cobra un nuevo significado, de tal manera que en los últimos tiempos se puede observar una tendencia creciente en interiores de casas de lujo por respetar los espacios abiertos, se evita dividir las estancias con muros o tabiques a no ser que sea totalmente necesario. En su lugar, se emplean vanos, columnas o incluso el mobiliario, fomentando las grandes dimensiones de la sala.

interiores casa de lujoLas tonalidades elegidas para este tipo de espacios suelen ser colores claros, que denotan sencillez, limpieza y amplitud, y que contrastan en combinación con colores como el marrón, el negro, el gris e incluso el rojo, aportando notas brillantes que destacan en la decoración.

Cuando se habla de la decoración de interiores de casas de lujo se suele pensar en estancias clásicas, tradicionales y en decoraciones antiguas, pero no tiene que ser así; en la vanguardia y en la modernidad podemos encontrar igualmente lo que buscamos, por lo que no tenemos que ceñirnos a un estilo específico para lograr un interior de lujo. Lo mismo ocurre con el mobiliario, es totalmente legítimo optar por una decoración clásica. Pero si lo que se busca es un estilo moderno es mejor elegir muebles de terminaciones lisas y pulidas, con terminaciones depuradas. Lo importante, sea cual sea el estilo elegido, es evitar a toda costa saturar el espacio, se trata de resaltar cada pieza dándole su lugar, no de esconderla en una vorágine de muebles situados sin armonía alguna.

En definitiva, no todos los interiores de casas de lujo tienen porqué seguir un mismo estilo, pero lo que los diferenciará haciéndolos especiales serán los detalles, tales como cuadros, flores u otras piezas decorativas que reflejarán la personalidad de sus dueños en estos espacios.