La venta de viviendas sobre plano es una opción para adquisición de vivienda nueva, en la que el cliente contrata un proyecto de obra. La futura casa muestra su distribución en un plano y una ubicación sobre un suelo determinado. En el contrato que se firma entre la promotora y el cliente se establecen los plazos de entrega, las calidades de los materiales y los plazos de pago.

3D plan drawingCiertamente es una opción que ofrece varias ventajas, entre ellas la opción de poder hacer ligeras modificaciones sobre el plano y la garantía de comprar un piso completamente nuevo. Por otro lado, el hecho de comprar una vivienda sobre plano alarga los plazos de pago, con lo que, normalmente, se pueden establecer cuotas más reducidas que cuando se adquiere una vivienda construida.

También hay que tener en cuenta los riesgos que puede entrañar una comprar de este tipo y siempre es necesario establecer algunas precauciones básicas. Entre ellas se puede citar la comprobación de la fiabilidad de la promotora, la verificación de que el suelo en el que se va a construir la futura vivienda está a nombre de la misma y la comprobación de que existen todos los permisos de obra. También es muy importante cerrar con todo detalle los plazos de obra y de pagos, así como prever las penalizaciones por incumplimiento.

La venta de pisos sobre plano en España ha descendido notablemente en los últimos años, pero debido sobre todo a la gran crisis económica que ha afectado a nuestro país. Sin embargo, en los últimos meses parece que algunas entidades financieras están comenzando a conceder créditos a particulares, con lo que la venta de casas se está reactivando lentamente.

De hecho, según datos del Ministerio de Fomento, en los nueve primeros meses del año 2014 se ha producido un repunte del 5.7% de visados concedidos para construcción de nueva vivienda, respecto a la misma época del año anterior. Todavía estamos lejos de la situación de construcción que se producía en años previos, pero todo apunta a que la construcción de pisos comienza a reactivarse y, con ello, la venta de pisos nuevos sobre plano.

En el mismo sentido, según datos del Instituto Nacional de Estadística, la venta de pisos en octubre de 2014 subió un 16% respecto a octubre del año 2013. Hay que señalar que en las transacciones producidas solo el 30.7% correspondió a viviendas nuevas, sin duda por el menor precio que presentan las viviendas de segunda mano frente a las de nueva construcción.